Jose Boé

¿Quién es Jose Boé?

Soy José Ángel Gutiérrez, el propietario del equipo Boe Owlride y estamos aquí dispuestos a comenzar la temporada 2021 que va a ser brutal.

¿Cómo comenzó tu carrera en el motociclismo?

Comencé desde muy pequeñito. Cuando tenía 11 años estuve corriendo el nacional de motocross y luego me dediqué a varios deportes profesionalmente como el descenso de montaña en bici, dónde incluso corrí el mundial…  después de la retirada me dediqué a hacer de preparador físico y llegué a llevar muchos pilotos que corren actualmente en Moto GP y 4 de ellos han sido campeones del mundo. Estaba entrando a pilotos como Pol Espargaró, Tito Rabat, Scott Redding, Aleix Espargaró, Julián Simón, muchísimos pilotos. A partir de ahí comenzó la andadura con Gabriel Rodrigo qué es un piloto al que le hice de preparador físico y luego de manager y a partir de ahí creamos una estructura para hacer el Mundial de motociclismo. En tan solo un año conseguimos hacer una estructura para correr en el Mundial junior hasta subir al mundial de Moto GP.  A partir de ahí pues todo empezó a mejorar y conseguimos poner al equipo en las primeras líneas del mundial, haciendo poles, muchas primeras líneas e incluso algún podio.  El objetivo de este año es no solo volver a recuperar eso sino, con el montaje y estructura que estamos haciendo, incluso ponerlo más adelante y poco a poco evolucionar, desde el objetivo este el primer año que es estar en el top 10, hasta en años sucesivos como el año 2022, luchar por ganar el Mundial.

¿Cuál es tu función dentro del equipo y cuáles son las principales dificultades a las que os enfrentáis?

La principal función como Team Manager consiste en localizar todos los puntos en los que se puede trabajar en el equipo y que cada área del equipo tenga a los mejores profesionales y sean autónomos.  Realmente el trabajo de manager, sí lo ha hecho bien durante el invierno, durante las carreras no tendría que hacer nada, ya que ha elegido muy bien a su gente y el equipo funciona absolutamente bien. En resumen, el trabajo es elegir muy muy bien a los profesionales y darles una instrucciones claras de cómo tendría que funcionar a largo del año y a partir de ahí, dedicarse sólo a los pequeños detalles en los que se puede ir mejorando carrera tras carrera.

En cuanto a dificultades, diría que una de las mayores dificultades es el plano económico. Se necesita tener un apoyo importante porque el Mundial de Moto GP es muy caro y el apoyo de sponsors es vital para hacer que todos los sueños, proyectos e ideas que tienes en tu cabeza para generar un equipo ganador lo puedas llegar a cumplir. Se necesita partir con un presupuesto y luego con los conocimientos que tengas, ser capaz de elegir y seleccionar a los mejores para que den lo mejor en cada carrera.

¿Cómo ha sido tu experiencia a lo largo de estos años en el mundial de Motociclismo?

La verdad que ha sido algo asombroso porque nunca pensé estar en el Mundial, teniendo un equipo e incluso dirigiéndolo.  El sueño que yo cumplí es coger un piloto que estaba en el campeonato de España, subirlo al mundial y que lograse hacer pódiums y poles y que venga Valentino Rossi, nos dé la mano y nos felicite por el trabajo, y que Marc Márquez, Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa, estén mirando a tu piloto en la rueda de prensa después de haber hecho, por ejemplo, Pole Position. Haber conseguido eso, estar acaparando la atención de grandes pilotos desde un inicio, creo que consumar el sueño de cualquiera.

¿En qué aspectos os basáis cuando decidís buscar un nuevo piloto para el equipo?

Depende de la política de cada equipo, en este caso, un equipo de moto 3 que tenga atractivo siempre busca pilotos muy jóvenes. En nuestro caso tenemos dos pilotos muy jóvenes con 18 años y se busca que tengan un buen potencial de desarrollo, que trabajan bien, que sean serios y sobre todo, que se dejen asesorar, ya que gracias a ese asesoramiento pueden ir creciendo paso a paso. Es importante también que sean muy trabajadores y comprometidos y que tengan muchas ganas de conseguir su sueño.

¿Cuál ha sido la decisión más difícil que has tomado en tu carrera?

Realmente son todas muy complicadas. Las decisiones más difíciles que tengo que tomar son seleccionar un piloto, porque tienes que dejar otros tantos fuera y todos tienen muchísima ilusión por estar en el Mundial. Es su sueño de toda la vida, estar en el Mundial y hacerlo bien. La decisión de tener que elegir un piloto y dejar a otros fuera, me duele mucho. He sido piloto, he sido deportista y por lo tanto, para mí, lo más difícil es esto, tener que seleccionar unos pilotos y dejar a otros que no pueden cumplir su sueño. Incluso cuando algún piloto sale del equipo me duele muchísimo, y tengo que ayudarle de alguna forma a que pueda seguir vinculado.

¿Cuál ha sido el momento de mayor felicidad que has vivido dentro del mundial?

Fue la primera Pole Position, en rueda de prensa, con Gabri Rodrigo, con el que como he dicho, comencé en el campeonato de España hasta llegar al mundial. Al hacer la Pole, vino Valentino Rossi, nos dio la mano y nos dijo “brillante trabajo”. Esto lo tengo grabado. Quedar primero y que venga valentino y te elogie de esa forma es algo brutal.

Describe las principales virtudes que debe tener un campeón del mundo de Moto Gp.

No rendirse absolutamente nunca, continuar. He visto muchos pilotos también como preparador físico y ahora como Team Manager o como jefe de equipo, que tenían cualidades y se han dado por vencidos.  He visto pilotos que no tenían tanto talento y que han seguido trabajando día tras día… les han llegado a decir que jamás llegarían a ser nada y vi a uno, que le dijeron eso, una persona bastante conocida en el Mundial y llegó a ser campeón del mundo y todo el mundo se calló.  Además todo el mundo siguió su ejemplo de entreno después. Esta persona fue Tito Rabat.  Lo tachaban de loco, que nunca llegaría a nada y llegó a ser campeón del mundo. Es el ejemplo de nunca rendirse.

Otro ejemplo cercano es Pol Espargaró. Desde pequeñito hemos crecido juntos y ganamos juntos un campeonato del mundo de moto 2, ha atravesado situaciones súper complicadas, la gente incluso llega a desconfiar de ti. Se tatuó Never Give Up, hicimos incluso un video en televisión del porqué se hizo el tatuaje.  Viví toda esa historia con él y fue muy difícil.  Todos lo daban por retirado, decían que no lo conseguiría. Éramos vecinos, vivíamos juntos y ese Never Give Up, nunca te rindas, sigue hasta el final … conseguimos en 2013 ser campeones del mundo de moto 2.  Esa historia también la tengo grabada: continúa siempre a tope y no dejes que nadie te diga que no vas a llegar porque se puede conseguir seguro.

¿Qué significa para ti la unión de vuestro conocimiento en Moto GP con la implementación de la tecnología Blockchain gracias a Owlride?

La verdad que es fusionarnos con absolutamente el futuro, de hecho en el motociclismo nunca se ha hecho y la verdad que a nosotros nos alegra un montón podernos fusionar con cosas novedosas, sobre todo un equipo tan joven como es un equipo de moto 3, que está mirando al futuro.  Fusionarse con un proyecto también de futuro que está llegando a presente, que son lo mismo que nosotros en el Mundial de Moto 3 la verdad que es una pasada. Poder ser pioneros en esto y la verdad que nos alegra y motiva mucho y esperamos que salga todo muy bien.

¿Cuáles son los objetivos de Boe Owlride Team a corto plazo? ¿Y a largo plazo?

Para este 2021 el objetivo del equipo es estar de forma habitual en el Top 10, dado que son pilotos jóvenes, estar entorno a ese objetivo sería un muy buen inicio de andadura.

A medio plazo incluso diría que en 2022 podríamos estar luchando por pódiums asiduamente y porque no, por un mundial.

Sabemos que además del mundo del motor, eres piloto de Helicópteros, cuéntanos un poco acerca de esta faceta.

Me gustan mucho todas las actividades, un poquito también el riesgo, entre comillas, controlado y saber gestionar una máquina volando, la verdad que sí, es una pasada. Me encanta volar y las sensaciones que da un helicóptero y la capacidad de movilidad que tiene, de poder aterrizar prácticamente donde quieras y toda esta libertad que da el helicóptero, la verdad que es una pasada. Ser piloto es una cosa que me encanta, incluso con el avión, el hecho de volar es algo que me gusta mucho. 

¿Dónde te ves en los próximos años?

Pues la verdad es que es una pregunta complicada. Desde pequeñito mi objetivo ha sido ser campeón del mundo, y sé que tenemos las capacidades para poder llegar arriba. En uno de los deportes que practiqué conseguí ser campeón del mundo y ahora, ya no desde el punto de vista deportivo, sino llevando un equipo del mundial, la verdad que me hace tanto o más ilusión que haberlo conseguido yo en mi deporte. Me hace más ilusión que lo consigan nuestros pilotos en una estructura propia, ya que se disfruta mucho más, al ser un triunfo de todos. Lo disfruta el equipo, los sponsor, ver la felicidad del piloto es increíble, y todo ello hace que se multiplique la felicidad. Ganar un mundial con nuestro equipo sería el tope de felicidad hasta la fecha.

You don't have permission to register